Saltar al contenido

Jubilaciones

Aquí puedes encargar tu poema para personas que se jubilan.

Llega en la vida un día en el que uno o una termina de hacer los deberes. Cuelga su cartera y sus libros y se toma un descanso permanente de todas las obligaciones profesionales que ha ido teniendo a lo largo de su carrera y de su vida.

Si alguien de tu equipo o de tu entorno está próximo a ese momento, quizás te plantees qué regalarle. Una placa que diga » tus compañeros no te olvidan» está bien; pero a los dos días de enseñarla ya no sabrá dónde ponerla en casa.

Sin embargo, si somos capaces entre tú ( que me das la info ) y yo ( que llamo a las musas )de hacer unos buenos versos, podemos rasgarle un poco el corazón y dejarle unas líneas que son mucho más personales y durarán más en el tiempo. Este es el sentido de los poemas por encargo para jubilaciones.