Saltar al contenido

Categoría: Aniversarios

A Noelia e Ignacio (ANIVERSARIOS)

Bajo el faro de Trafalgar
no sólo hay restos de barcos,
por fin ya empezó a escampar
y dos van pisando los charcos,
ella siempre fue más de hablar,
él siempre fue algo más parco,
mas tenía un saber estar
para encuadrarlo en un marco.

Era una grata pareja:
él era algo más viejo,
nunca les vi una queja
la vida es una madeja
y nosotros un bosquejo.

Si yo recuerdo su historia
así es más o menos de fiel,
los recuerdo de memoria
debajo del faro aquél...
Aún parece que los oiga
canturreando " I need my girl "

A Susana y Manolo (ANIVERSARIOS)

El tiene ya canas blancas
de la frente a la perilla,
ella trabaja en la banca
desde que era chiquilla.
El estudió la palanca,
currando en la Bodeguilla,
luego, a trancas y barrancas,
la presentó a la pandilla.

A él un día en el trabajo
le dijeron: ¡Eh, che pibe!
O te remangas los bajos
y te vas para el Caribe,
o el trabajo al carajo
y tu futuro al aljibe.

Ella le dijo: ¡Presiento
que es el principio del fin!
El dijo:¡Nuestros cimientos
los pegué con tesafilm!
Hoy viven los dos contentos
y guardan su emolumento
dentro de un calcetín.

Ella llega hasta las güitos
de presiones comerciales,
él abre un vino fresquito
y le dice ¡No te enfades!
¿Has visto ese toquecito
que tiene a notas florales?
Y ahora tengo un corderito
con esencia de cabrales
que dentro de un momentito
se te han olvidado los males.

Y un día, cuando sean viejos,
él de pie, en su Bodeguilla,
con dos zuecos muy parejos
le volverá a echar los tejos 
como cuando era chiquilla.

A Carmen y David (ANIVERSARIOS)

Ella se llama Carmen...;
pero él la llama Carmela,
él es diez años más grande,
ella es aquella chicuela
que un día salió de un examen
y el la esperaba en la escuela.
Luego fue a ver a sus padres
... y les pidió su tutela.


Ella borda un salmorejo,
si tienes frío te arropa,
y te protege del sol,

El la mira desde lejos,
y vuelve a mirar a la tropa
disfrutando de anfitrión


Y ya puedo estar tranquilo:
mi amigo abrió la baraja
y con paciencia y sigilo
buscó su media naranja

Y cuando un día ya sea viejo,
y ya no recuerde su lista...,
cuando ya no vea de lejos,
... ni cerca, ni al oculista,
ella, en un acto reflejo,
le dirá el 30 era Ana Vallejo,
le dará su viejo bosquejo
y le abrigará si rechista.

Y aunque a veces le interrumpo,
él no me lo tiene en cuenta,
pues en este jodido mundo
con tantos tristes asuntos
... un amigo poeta renta.

Al final del Sendero – a mi mujer. (ANIVERSARIOS)

AL FINAL DEL SENDERO
( Con tres versos cogidos a Manuel Alcántara )
25 abril 1987 - 25 abril 2017 ( por 30 años más)

A la sombra de una barca
me quiero tumbar un día,
a repasar muy tranquilo
cómo me ha ido la vida.

Esta vida tan extraña,
bella y dura por igual,
estas sombras y estas luces
que vienen sin manual.

Quisiera hacerlo a tu lado,
si a ti eso no te molesta;
estaré allí frente al mar,
vente después de la siesta.

Tendré una botella de vino
fresquito, y un par de copas.
Debajo de aquél espigón,
escondido entre las rocas.

Allí tumbados los dos,
repasaremos un poco
lo bien que lo hemos pasado
en este mundo tan loco.

Y tú, como Scaramouche,
traerás el don de la risa,
y yo miraré a tus ojos,
despacio, sin mucha prisa.

Repasaremos los años
que te has pasado a mi vera.
Mi amiga, mi hombro, mi piel,
mi más grande compañera.


Después volveremos a casa
los dos por la orilla andando.
Por la mar chica del puerto
nos estaremos besando.

Y yo estaré ya tranquilo
de habértelo dicho todo:
que yo no hubiera podido
sin tenerte codo con codo.

Fue para mi un regalo
caminar este sendero
con la mejor compañera
que hubo en el mundo entero.