Saltar al contenido

Poemas por encargo. Retratos en verso - tupoema.es Entradas

A Hugo, 15 años (poemas para cumpleaños)

Mi padre apenas conocí,
tuve hermanas, mas no hermano.
No es esta cuestión baladí
... por mucho que le pedí
a todos los Reyes Magos,
pues añoro el pedigrí
de un compañero de mano.

Amigos hay más de dos;
pero eso es otra cosa:
Te pegan un achuchón,
te coges un colocón
y a otra cosa mariposa.
Los que no son del montón,
... eso si que es afición
y me aplauden la función
si yo toreo de oro y rosa.


Y un buen día nació Hugo,
cuando estaba hecho a la idea
de quedarme en el felpudo
en un invierno bien duro
con un frío que no me veas.

Y es que a veces esta vida
aunque tú no lo mereces,
a mitad de la partida
te recompensa con creces.

Amigo de sus amigos,
generoso y responsable,
te abraza como un abrigo,
práctico por castigo...
cual archivo descargable.

Y todo el cariño que un día
mi padre no pudo darme,
y mucho más todavía...
ha venido a compensarme,
y hoy lo veo con alegría
crecer y verlo pasarme:
Se me agarra al alma mía 
y Hugo es carne de mi carne.
Raro es que no me sonría,
raro es que no me desarme.

Y de aquello que pedía...
vino el destino a zafarme.


A Mariajo y Andrés (poemas para aniversarios)

Ella se llama Mariajo
y trabaja de enfermera,
no duerme nunca un carajo,
y si no está en el trabajo
te la encuentras de lotera,

Él se hace llamar Andrés
y tiene un Skoda Fabia,
un empleo de siete a tres,
y ahí donde tú lo ves 
es el tipo con más labia,

Ella es mitad país vasco
y mitad Extremadura,
maneja viales y frascos
y nunca le dio ningún asco
remendarte una sutura,

Él sigue empalmando cables
para viviendas de lujo,
tiene un trato harto afable,
y si dejas que te hable
tiene pilas recargables
y la sapiencia de un brujo,

Los conocí hace ya tiempo
allí en mi urbanización,
y ahora tengo, y no te miento,
atención medica al momento,
en verano alojamiento,
seis décimos y un cupón,
aquel Peter Pan del cuento

.. y nunca se baja el telón.

A Rut, 52 (poemas para cumpleaños)

En tierras de Montellano,
y en un nido de polluelos,
a finales de un verano...
(única hermana de hermanos),
nació otra Leal Almuedo.

Antes que su sonrisa
llega siempre su mirada,
y aún mucho más deprisa,
de una mecánica guisa
su sonora carcajada.

En una oficina de Puya
se encarga del Laboral,
de dar a la gente ayuda
entre agonías y bullas,
entre el SEPE que aturrulla
y la Seguridad Social.

Tras unos primeros marrones
y el corazón medio roto,
Rut se unió al de Campeones
( los dibujos de balones )
...con Benji no, con el otro.

Y ahora ya está con un hombre
por fin conduciendo sin baches.

Lo que está harta es de torpes
que no saben que su nombre
siempre se ha escrito sin hache.

A Sandra y Juan (poemas para aniversarios)

Era una de aquellas parejas
pululando en el ambiente;
hay cosas que no son viejas,
sino más bien son de siempre,

Él era hijo de artista,
un Lenny Kravitz sin fama
cocinando a los turistas
siete días a la semana,

Ella vendía mobiliario
y a ratitos, de estraperlo,
accesorios pa´ diario
por sacarse un sobresueldo,

Tenían una niña despierta
que era todo un encanto,
hablaba las lenguas muertas,
otros idiomas a espuertas
y escribía en esperanto.

Era una de aquellas parejas
pululando en el ambiente.
... Si quieres la moraleja
que ellos mismos te la cuenten.

A Juan Luis, 52º (poemas para cumpleaños)

Qué sería de D´Artagnan
si no hubiese mosqueteros,
Qué sería del Capitán
si no hubiera marineros,
Qué sería de Peter Pan
sin Garfio con su sombrero,
Qué sería de Supermán
si Clark Kent, el muy fullero,
va a la cabina a llamar
descuelga el auricular
y se olvidó el monedero.

Hay amigos que vienen y van,
lo mismo que hace el dinero,
hay otros que, sin Instagram,
te cedieron su amistad,
y su trato harto sincero;
son amigos de verdad
esperando en el perchero.
Hay gente que solo es spam
y otros que siempre estarán
como Juan Luis Camarero.


A Noelia e Ignacio (poemas para aniversarios)

Bajo el faro de Trafalgar
no sólo hay restos de barcos,
por fin ya empezó a escampar
y dos van pisando los charcos,
ella siempre fue más de hablar,
él siempre fue algo más parco,
mas tenía un saber estar
para encuadrarlo en un marco.

Era una grata pareja:
él era algo más viejo,
nunca les vi una queja
la vida es una madeja
y nosotros un bosquejo.

Si yo recuerdo su historia
así es más o menos de fiel,
los recuerdo de memoria
debajo del faro aquél...
Aún parece que los oiga
canturreando " I need my girl "

Al abuelo de Cristina (poemas para nacimientos)

Hoy se subió al estrado
y ha puesto firmes a todos.
Hoy de nuevo ha demostrado
que para salir airado...
hay que aguantar al mono.

Y después de tantos años
ya casi nada le enerva,
conduce bien al rebaño
con sus vocablos de maño
y enamora a la caterva.
Y en el último peldaño
se siente un coacher huraño
como aquel rey de la selva.

Y entonces llega a su casa
y arroja su maletín,
allí se apoltrona y descansa
encima de su cojín,
y advierte unos ojos con guasa
en rostro de querubín.

Y repara en que no sabe nada,
y que esta vida cretina
vale solo por las babas
que este viejo tragaldabas,
mientras ella le miraba,
soltaba por las esquinas.
Y con la cabeza agachada
hacia la niña se inclina,

Y le dice:¡Te esperaba,
tú debes de ser Cristina!

A Ignacio, 50 años (poemas para cumpleaños)

Si vas a elegir cirujano
evita el del pulso lacio,
si te dieron un mal libro
mejor resume el prefacio,
si la vida a veces ahoga
tú búscate algo de espacio,
si no tienes buena racha
perejil y San Pancracio,
que disfrutes lo que sueñes;
pero antes del epitafio

...mi consejo!


Si quieres un buen amigo
que sea a discutir reacio,
que disfrute de una charla
y beba y cocine despacio,
que tenga un buen talante
del que me jacto y me sacio,
constante y trabajador
como el bueno de Boccaccio,
uno de esos cuyo nombre
van siempre en mi cartapacio,

...ahi lo dejo!

A Susana y Manolo (poemas para aniversarios)

El tiene ya canas blancas
de la frente a la perilla,
ella trabaja en la banca
desde que era chiquilla.
El estudió la palanca,
currando en la Bodeguilla,
luego, a trancas y barrancas,
la presentó a la pandilla.

A él un día en el trabajo
le dijeron: ¡Eh, che pibe!
O te remangas los bajos
y te vas para el Caribe,
o el trabajo al carajo
y tu futuro al aljibe.

Ella le dijo: ¡Presiento
que es el principio del fin!
El dijo:¡Nuestros cimientos
los pegué con tesafilm!
Hoy viven los dos contentos
y guardan su emolumento
dentro de un calcetín.

Ella llega hasta las güitos
de presiones comerciales,
él abre un vino fresquito
y le dice ¡No te enfades!
¿Has visto ese toquecito
que tiene a notas florales?
Y ahora tengo un corderito
con esencia de cabrales
que dentro de un momentito
se te han olvidado los males.

Y un día, cuando sean viejos,
él de pie, en su Bodeguilla,
con dos zuecos muy parejos
le volverá a echar los tejos 
como cuando era chiquilla.