Saltar al contenido

Poemas por encargo. Retratos en verso - tupoema.es Entradas

A toda una vida (a Manolo, de Farmacia Saralegui)

Corría, creo, el mes de enero
del año setenta y siete,
y un futuro marinero…
empezó entonces primero
trabajando de grumete,

Entraste siendo un niño
y te subiste a la vela,
y te ganaste el cariño,
los abrazos y los guiños
de aquella buena de Adela,

Hoy eres un ducho almirante
que por fin ya se licencia,
tienes un trato elegante
y siempre fuiste el garante,
con tu bendita paciencia,
de enseñar al principiante,
con tanto cuidado y arte
que es imposible olvidarte,
pues sería una insolencia,

Tienes un don extraño
que hoy día ya no se estila:
reprender sin hacer daño,
y elogiar sin un engaño
con un aje que te rilas,

Y ahora es Mateo el que toca,
mientras yo me voy al lavabo,
… y con el alma bien rota
me echo colirios y gotas
a ver si el cliente no nota
que hoy el día es más aciago,

Porque nuestra chirigota
amaneció hoy medio rota
y ya te extraño, Guayabo.

A Susana, de Manolo (poemas de aniversarios)

Benditas sean las clases
de inglés de aquella academia
en que te dije: ¿qué haces?,
¿tú no ves que el tiempo apremia?,
y siendo aún dos zagales
pasamos de verbos modales
y vimos que hay quien congenia.

Subiendo calle Victoria,
yendo a clase en El Ejido,
si hago caso a mi memoria
me vino de frente la gloria
y sé que fui bendecido …,
el día que de forma aleatoria
dio principio a nuestra historia
aquél bueno de Cupido,

Solo tengo dos minutos
pa´ expresarte lo que siento,
con el sosiego absoluto 
de saber que no te miento,

Te doy gracias por quererme,
gracias por aguantarme,
gracias por conocerme…
(ante ti me siento inerme,
y no puedo resguardarme),

Gracias por esos meses 
en que curré en el Caribe,
lo superamos con creces,
no hay nada que ya nos derribe,

Gracias por cuando mi padre…,
y por Bárbara y Roberto,
sabes que soy un desastre,
no valgo mucho pa´ esto;
pero hoy quiero recordarte
que cuando ya el tiempo pase,
y sabes que pasa presto,
yo estaré para cuidarte
sin una voz ni un mal gesto,

Y descorchando un Socaire,
sabrás que sin ti soy nadie, 
y brindaremos por lo nuestro.

A Nani, (el Jardinero Fiel), 52º (poemas para cumpleaños)

Poda, arregla y decora
eventos, garitos y salas.
Disfruta si puede las horas,
sabiendo que, sin demora,
llegarán un día las malas,

Se ampara bajo su gorra
ajustando la visera...,
cuando ese sol que torra
pega fuerte en las palmeras;
y lo que puede lo ahorra
pa´ pegarse una vidorra
de un rockero de primera.

Hoy sopla cincuenta y dos
el niño de Holland Flowers,
el James Hetfield del Skol,
y el Dave Grohl del Cable.

A Marina, 51 (poemas para cumpleaños)

Se oculta tras su aureola
de eterna jefa de todo,
y a todas horas controla
que el viento va bien y rola,
que todos dan pie con bola
y sigue el anillo con Frodo,

... y a solas, bajo cobijo,
la ves por una rendija:
y todo le importa un pijo,
salvo las amigas que hizo
y el futuro de sus hijas,

Hoy sopla cincuenta y uno
cansada de estar al quite;
en este momento oportuno,
si hay fumata o sale humo,
ya no le importa un ardite,

Ella reza y hace ayuno...
¡que Patricia vuelva al mundo
y conteste a sus "Remite"!

A Nieves Sot, 28 años

Nació respirando algo menos;
pero arriba compensaron,
y cuando coge un cuaderno
y su lápiz en las manos
se apaga hasta el fuego eterno,
es mariposa el gusano,
Donald Trump se vuelve tierno,
Garfio quiere a los enanos,
sale el sol en el invierno
y parece que es verano,
y hasta siento algo fraterno
y creo en el ser humano.

Nació respirando algo menos;
pero arriba compensaron,
porque un corazón tan bueno
está de bondad tan lleno
que aparta a un pulmón pa´ un lado.

A Hugo, 15 años (poemas para cumpleaños)

Mi padre apenas conocí,
tuve hermanas, mas no hermano.
No es esta cuestión baladí
... por mucho que le pedí
a todos los Reyes Magos,
pues añoro el pedigrí
de un compañero de mano.

Amigos hay más de dos;
pero eso es otra cosa:
Te pegan un achuchón,
te coges un colocón
y a otra cosa mariposa.
Los que no son del montón,
... eso si que es afición
y me aplauden la función
si yo toreo de oro y rosa.


Y un buen día nació Hugo,
cuando estaba hecho a la idea
de quedarme en el felpudo
en un invierno bien duro
con un frío que no me veas.

Y es que a veces esta vida
aunque tú no lo mereces,
a mitad de la partida
te recompensa con creces.

Amigo de sus amigos,
generoso y responsable,
te abraza como un abrigo,
práctico por castigo...
cual archivo descargable.

Y todo el cariño que un día
mi padre no pudo darme,
y mucho más todavía...
ha venido a compensarme,
y hoy lo veo con alegría
crecer y verlo pasarme:
Se me agarra al alma mía 
y Hugo es carne de mi carne.
Raro es que no me sonría,
raro es que no me desarme.

Y de aquello que pedía...
vino el destino a zafarme.


A Mariajo y Andrés (poemas para aniversarios)

Ella se llama Mariajo
y trabaja de enfermera,
no duerme nunca un carajo,
y si no está en el trabajo
te la encuentras de lotera,

Él se hace llamar Andrés
y tiene un Skoda Fabia,
un empleo de siete a tres,
y ahí donde tú lo ves 
es el tipo con más labia,

Ella es mitad país vasco
y mitad Extremadura,
maneja viales y frascos
y nunca le dio ningún asco
remendarte una sutura,

Él sigue empalmando cables
para viviendas de lujo,
tiene un trato harto afable,
y si dejas que te hable
tiene pilas recargables
y la sapiencia de un brujo,

Los conocí hace ya tiempo
allí en mi urbanización,
y ahora tengo, y no te miento,
atención medica al momento,
en verano alojamiento,
seis décimos y un cupón,
aquel Peter Pan del cuento

.. y nunca se baja el telón.

A Rut, 52 (poemas para cumpleaños)

En tierras de Montellano,
y en un nido de polluelos,
a finales de un verano...
(única hermana de hermanos),
nació otra Leal Almuedo.

Antes que su sonrisa
llega siempre su mirada,
y aún mucho más deprisa,
de una mecánica guisa
su sonora carcajada.

En una oficina de Puya
se encarga del Laboral,
de dar a la gente ayuda
entre agonías y bullas,
entre el SEPE que aturrulla
y la Seguridad Social.

Tras unos primeros marrones
y el corazón medio roto,
Rut se unió al de Campeones
( los dibujos de balones )
...con Benji no, con el otro.

Y ahora ya está con un hombre
por fin conduciendo sin baches.

Lo que está harta es de torpes
que no saben que su nombre
siempre se ha escrito sin hache.

A Sandra y Juan (poemas para aniversarios)

Era una de aquellas parejas
pululando en el ambiente;
hay cosas que no son viejas,
sino más bien son de siempre,

Él era hijo de artista,
un Lenny Kravitz sin fama
cocinando a los turistas
siete días a la semana,

Ella vendía mobiliario
y a ratitos, de estraperlo,
accesorios pa´ diario
por sacarse un sobresueldo,

Tenían una niña despierta
que era todo un encanto,
hablaba las lenguas muertas,
otros idiomas a espuertas
y escribía en esperanto.

Era una de aquellas parejas
pululando en el ambiente.
... Si quieres la moraleja
que ellos mismos te la cuenten.