Saltar al contenido

Mes: febrero 2022

A MariJose y Andrés, 22º aniversario

Cuentan que un día Cupido
pasó por Amorebieta,
y decidió buscar marido
al verla salir del nido
a una estudiante discreta.

Se quedó con el encargo
sin pausa pero sin prisa,
lo tomó como un letargo,
no iba a cobrar recargo,
y se apostó en la cornisa.

Y vio por el sur de España
un risueño Peter Pan,
pensando en sus musarañas,
un buen muchacho sin saña,
y dijo: ¡éste tío me apaña!,
... y lo envolvió en celofán.

Y hoy ya hace veintidós
que se dijeron: ¡sí quiero!
¡cómo pasa el tiempo, Dios!,

Y en el cielo, en un rincón,
alguien dice a otro: nos
salió un disparo certero.



A Claudia, 18 (poemas de cumpleaños)

Cuando yo oía a Julio Iglesias,
siempre pensé que era un ñoño,
y ahora el tiempo me desprecia
y vuelvo a topar con la Iglesia,
¡cómo pasa el tiempo, coño!

Ya no eres ninguna niña,
ya estás hecha una mujer,
y el tiempo, que todo lo apiña,
me saca de la morriña,
me pega de frente y me endiña
con la mano del revés,
y luego un ojo me guiña
pa´ que los lomos me ciña
y pueda ayudarte a crecer,

Fuiste una niña fácil,
amiga de tus amigos,
con una sonrisa grácil
pendiente siempre del frágil,
atenta con cinco sentidos,
para acudir siempre ágil
donde hubiera un afligido,

Y mientras tú vas creciendo,
yo juego el segundo tiempo,
y dejo de nuevo el banquillo,

Y eso es un lujo tremendo,
protegerte contra el viento,
haciendo de nuevo mi hatillo,

y así yo sigo aprendiendo
mientras tú vas descubriendo 
que la vida es un ratillo. 

A Juan Luis, 53 años (poemas para cumpleaños)

Esta es persona valiente
que brega con sus caderas,
un tipo que es harto decente,
un directivo de agentes
con seguros en cartera.

Juanlu es amigo con clase,
alguien que nunca se enfada,
no tienes que hacer las paces,
con Juanlu da igual lo que haces
pues no tienes que hacer nada.

Siempre está al loro desde fuera,
atento desde el fondo de la grada,
un tipo con el mundo por montera,
ya no quedan sonrisas tan sinceras,
... y tiene una plática que agrada.

Feliz cumple, amigo, a mi manera,
y ponte otras dos frías de cebada.